Saltar al contenido

¿De qué manera funciona el alquiler de coches entre particulares? ¿Cuáles son sus ventajas?

A menudo necesitas un coche. Incluso cuando tienes uno en propiedad.

Esta situación puede deberse a que estás realizando reparaciones en tu coche principal, a que necesitas un coche diferente para resolver necesidades puntuales (por ejemplo, una furgoneta para realizar una mudanza), o bien, porque eres quien va a poner el coche propio en alquiler porque no lo estás usando actualmente pero tampoco quieres darlo de baja (temporal o definitiva).

Como ves, siempre es muy probable que exista la necesidad.

Alquiler entre particulares: ¿La solución?

Hasta hace una década no era posible (ni legal) alquilar coches entre particulares.

No obstante, su legalización sacó a relucir todas las ventajas.

El alquiler de coches entre particulares tiene muchas ventajas, que detallaremos a continuación, pero también se diferencia mucho de los arrendamientos entre empresas y particulares.

Las empresas, por ejemplo, cobran tasas y comisiones que sólo se abaratan cuando el alquiler es por periodos largos (30 días o más). Si contratas a una empresa de renting de coches para usar el coche durante una semana, te resultará hasta el triple de costoso que si contratas a un particular.

Ventajas para quien lo pone en alquiler

  • Ganarás dinero mensualmente con tu coche propio.
  • Si no lo tenías en uso, dejarás de pagar seguros, permisos de circulación y demás cuotas reglamentarias, por tener el coche aparcado.
  • Puede convertirse en una fuente de ingresos estable.

Ventajas para quien lo recibe de alquiler

  • Te resultará mucho más barato que contratar a una empresa.
  • Puedes negociar. Siempre podrás negociar lo que vas a pagar y cómo hacerlo.

Lo que se debe tener en cuenta

Nunca será oro todo lo que reluzca. Por eso, si vas a alquilar tu coche o contratarás a un particular para que te alquile el suyo, es indispensable que todo figure en un contrato.

Un contrato claro, donde puedas constatar si existen limitaciones, deberes, derechos, y que al final de la partida no termine siendo una experiencia traumática.

Por otra parte, es común que deba dejarse una fianza (que será devuelta al terminar el contrato).

Lo demás, como hemos dicho, es negociable y gracias al incremento de los alquileres particulares, los precios serán similares para ofertas similares; y como interesado tendrás siempre la posibilidad de buscar “otras opciones”, o de negociar.

Últimas Noticias de Actualidad de Nuestro Sector