Saltar al contenido

La documentación que siempre debes llevar en el coche

Al conducir con cualquier carretera española, existen las probabilidades de que, alguna vez, un agente de seguridad te pida algunos documentos sobre el coche. Desde luego, estás en la obligación de darlos para que comprueben que todo está dentro de la legalidad.

No llevarlos podría ocasionar algunas multas y sobre todo muchos malos ratos, por lo que es obligatorio que algunos documentos siempre estén contigo cuando conduzcas por cualquier vía.

Permiso de circulación

Es al coche lo que el DNI es al individuo. De allí su importancia, ya que es la manera primaria que tendrán los agentes de la seguridad de comprobar la legalidad del coche, ya que el permiso de circulación tiene los datos del titular, de identificación del coche, matriculación, potencia, número de bastidor, kilometraje y la vigencia del ITV.

Desde luego, este documento debe estar actualizado. Conducir sin permiso de circulación equivale a pagar 10 euros de multa, y conducir con un coche que no tiene este permiso equivale a pagar 500 euros de multa.

Tarjeta de ITV

Todos los coches deben circular con la tarjeta que acredita que cumple con las condiciones técnicas, mecánicas y seguridad, datos que valida la posesión de la tarjeta de ITV.

Si bien la pegatina certificará que se ha superado, la multa por no llevar este documento es de 10 euros, y las multas por no pasar la ITV estarán entre 200 y 500 euros, dependiendo de la naturaleza del caso.

Carné de conducir

10 € por no llevarlo, 80 € por no tenerlo actualizado, 200 € por estar caducado y 500 € por conducir cuando no se tiene un carné (porque se le ha retirado por una multa anterior o porque nunca ha tenido alguno). Esta última puede incluir incluso cargos penales. Esas son las multas, y la razón de que siempre debas llevar el carné de conducir.

Otra documentación

Aunque el permiso de circulación, el carné de conducir y la tarjeta de ITV son los únicos documentos obligatorios, existen otros que, dependiendo de la razón de la solicitud, pudieran ser necesarios y nunca está de más tenerlos.

  • El Justificante de pago del Impuesto de Circulación, a excepción de los vehículos que por su uso no deban pagar esa tasa ante los ayuntamientos (como la maquinaria agrícola o las ambulancias).
  • Una copia del recibo del Seguro del Coche vigente. Es indispensable llevarlo, sobre todo porque los seguros son obligatorios y conducir con seguro puede suponer multas de hasta 3.000 euros y la inmovilización del coche.

Últimas Noticias de Actualidad de Nuestro Sector